Clínica Keller

Cómo lavar el pelo después de un implante capilar

En Clínica Keller nos enorgullecemos de ofrecer tratamientos de vanguardia, como el innovador injerto capilar mediante el método FUE con Zafiro. A pesar de emplear esta técnica mínimamente invasiva, es necesario cuidar con delicadeza los nuevos folículos capilares y el cuero cabelludo, ya que un procedimiento de lavado inadecuado podría comprometer la viabilidad del injerto.

Sin duda, el proceso de recuperación es igual de importante que el procedimiento en sí. En este artículo, te guiaremos paso a paso sobre las indicaciones y precauciones que debes tomar al lavar tu implante capilar.

Contenido del artículo

lavar implante capilar

La importancia de extremar la precaución en el primer lavado

Un injerto capilar no deja de ser un procedimiento quirúrgico, por lo que es normal que el área intervenida esté inflamada o enrojecida. Es necesario tener en cuenta estos signos en el cuero cabelludo y considerarlos una señal para ser muy delicados con este, sobre todo las primeras horas tras la cirugía. Por ejemplo, al dormir es necesario evitar que la zona implantada roce la almohada o las sábanas hasta que los folículos se asienten. Lo mismo ocurre a la hora de vestir, ya que el injerto puede dañarse con la fricción de la tela de camisetas y gorros.

La higiene también es fundamental en el cuidado del cabello recién trasplantado. Por eso, el primer lavado después de un implante capilar es un momento crucial en el proceso de recuperación. Es el paso inicial para preservar los nuevos folículos capilares y un lavado inapropiado comprometería los resultados finales.

 

¿Con qué frecuencia he de lavarme el pelo?

La frecuencia de lavado dependerá de la recomendación específica de tu especialista, pero en general, se sugiere esperar entre 24 y 48 horas después del procedimiento antes de lavar el implante capilar. Esto permite que los folículos se fijen adecuadamente.

El tratamiento de injerto capilar en Clínica Keller incluye los lavados posteriores de las primeras 24 y 48 horas tras la intervención para controlar y enseñar como realizar los siguientes en casa o si el paciente lo desea, se pueden realizar durante la primera semana cada día en la clínica. Durante este tiempo nuestro equipo médico comienza a eliminar las típicas costras que suelen aparecer y enseña al paciente cómo ha de limpiar la zona del trasplante.

 

Cabello limpio y sin riesgos de infección

Para lavar un implante capilar hay que utilizar los primeros días un champú antiséptico para minimizar el riesgo de irritaciones o infecciones en el cuero cabelludo. De esta manera, limpiamos el área y reducimos las posibles complicaciones como la foliculitis.

En efecto, la falta de cuidado en el postoperatorio puede causar esta infección bacteriana que provoca el enrojecimiento, picor y dolor en el cuero cabelludo del paciente. En los casos más graves, conlleva la aparición de pústulas en los folículos injertados. Gracias a los lavados del implante capilar minimizamos este y otros efectos secundarios.

lavar implante capilar

Pautas y consejos

Escoge un champú suave y sin químicos

Tras las dos semanas de cuidados posoperatorios en Clínica Keller, te toca a ti. Deberás elegir un champú con fórmulas suaves y pH neutro para lavar tu implante capilar y evitar aquellos que contengan fragancias fuertes o ingredientes agresivos al menos durante el primer mes.

Evita frotar vigorosamente

Cuando laves tu cabello, hazlo con suavidad. Evita frotar con fuerza al enjabonar y aclarar y, por supuesto, no utilices los virales cepillos exfoliantes que inundan las redes sociales. En muchos vídeos amateur de cuidado capilar se recomiendan para favorecer el crecimiento del cabello. En su lugar, utiliza las yemas de tus dedos y masajea con movimientos suaves y circulares.

Sé delicado al secar

Al secar el cuero cabelludo, opta por toallas suaves y presiona suavemente en lugar de frotar. Lo mejor tras lavar un implante capilar reciente es evitar secadores. Aunque la anestesia local del trasplante se elimina después de unas horas, el cuero cabelludo recién intervenido pierde cierta sensibilidad temporalmente. Es decir, que no sentirá si aplicas aire demasiado caliente y esto podría dañar los folículos pilosos injertados. Sin duda, lo mejor es que se seque “al aire”.

Evita exposición al sol

Durante las primeras semanas después del trasplante, evita la exposición directa al sol. A partir del quinto día tras la intervención podrás usar un sombrero o una gorra para proteger tu cuero cabelludo y podrás seguir con tus planes de exterior.

lavar implante capilar

Frente a dudas o molestias, visita nuestra clínica

Si en algún momento experimentas incomodidad o tienes preguntas sobre cómo lavar tu implante capilar o respecto a los cuidados posteriores, no dudes en contactarnos. Nuestro equipo médico está listo para proporcionarte la orientación y el apoyo que necesitas.

Siguiendo nuestras indicaciones postoperatorias estarás en el camino hacia una recuperación exitosa y unos resultados capilares sorprendentes. Recuerda, en Clínica Keller estamos contigo en cada paso del camino. ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas ayuda o asesoramiento adicional!

Categorías

Últimas entradas

Compartir