🍃 ¡Promo express otoño! Tu implante capilar con un descuento de 910 € Reserva ahora tu primera cita 🍂

He finalizado mi tratamiento de injerto capilar, ¿qué debo saber?

injerto capilar

Tras una cirugía de injerto capilar, el posoperatorio es una de las fases más importantes y delicadas del proceso. Será muy importante que sigas las pautas que te marcarán nuestros médicos, como descansar, lavar la zona con muchísima precaución o no realizar deporte de alta intensidad.

A continuación te mostramos cómo es un posoperatorio para que tengas una idea general del proceso No olvides que, tras la cirugía, el equipo de Keller Hair Center te dará toda la información que necesitas con recomendaciones detalladas y adaptadas a ti. ¡Comenzamos!

Los primeros días

Después de la cirugía te recomendamos que reposes durante las primeras 24 horas. De esta forma evitarás cualquier posible riesgo de impacto que pueda dañar los folículos capilares trasplantados y también estarás respondiendo a lo que necesita tu cuerpo: tranquilidad y calma. Es probable que los primeros días notes hinchazón en la cara o en los ojos. No te preocupes: este es un efecto secundario de la anestesia y remitirá en uno o dos días.  

Seguir las pautas

Tras tu cirugía de injerto capilar, y solo si lo precisas, te recomendaremos seguir ciertas pautas de medicación, especialmente analgésicos y antiinflamatorios. Un tratamiento que te ayudará a minimizar la hinchazón, reducir las molestias y prevenir la posible infección. Si te sientes mejor, no hay duda de que el posoperatorio será mucho más fácil de llevar.

Prevención al dormir

Hasta que los injertos arraiguen hay que evitar que la cabeza roce la almohada o las sábanas. Por eso es importante dormir bocarriba y ligeramente incorporado. Algunos trucos útiles que pueden funcionarte es descansar en un sillón reclinable, con una almohada de viaje alrededor del cuello. De esta forma evitarás la presión en la zona recién operada. También será importante que evites la tentación de tocarte o rascarte la cabeza por la noche. Aproximadamente a los 15 días, cuando los injertos ya estén asentados y las incisiones hayan cicatrizado, podrás dormir tumbado o tumbada con total normalidad.

Comodidad ante todo

A la hora de vestirte te recomendamos que lo hagas con ropa ancha. Especialmente con cuellos amplios que no rocen la zona cuando te quites la prenda. También es muy importante que no cubras la zona y que evites el uso de gorros o sombreros que rocen o dañen los folículos recién injertados.

Evita el deporte de alta intensidad

Si te gustan los deportes de alta intensidad, como levantamiento de pesas, spinning, running u otra actividad aeróbica o anaeróbica, es importante que esperes al menos tres semanas tras la intervención para volver a retomar las sesiones. Al realizar estos deportes corres el riesgo de que el cuero cabelludo se infecte debido a la sudoración, algo que puede acabar taponando los poros del cuero cabelludo. También existe el riesgo de que entren en contacto con gérmenes presentes en la dermis.

Cuidado con los lavados

Sabemos que el lavado es un momento especialmente sensible tras un tratamiento de injerto capilar. Por eso, con tu tratamiento completo en Keller Hair Center incluimos los lavados posteriores durante 15 días. De forma indirecta, aplicaremos un champú especial en forma de espuma suave con movimientos muy ligeros y suaves. Dependiendo de tu evolución clínica, nuestros médicos realizarán un seguimiento y comentarán contigo cómo debes realizar los lavados posteriores. ¡Puedes tener la tranquilidad de que estarás siempre acompañado o acompañada de un equipo experto que buscará que los injertos no se desprendan en ningún caso para que tu nueva imagen sea una realidad muy pronto!