Clínica Keller

Mejora el pelo fino con mesoterapia capilar

El cabello fino destaca por tener un diámetro más delgado en comparación con otros tipos de cabello. También tiene una textura más ligera que genera sensación de falta de volumen.

Estas características que afectan al aspecto físico de las personas llegan a provocar complejos o falta de autoestima. Si es tu caso, no debes preocuparte más. Descubre varios factores que pueden estar influyendo en la falta de salud de tu pelo fino y cómo podemos ayudarte desde Clínica Keller. ¡Comenzamos!

Tabla de contenidos

La caída estacional y la pérdida de volumen en pelo fino

La relación entre el pelo fino y la caída estacional del cabello es un tema de interés para quienes se preocupan por la falta de volumen. El cabello fino tiende a ser más frágil y susceptible a factores externos, incluidos los cambios de estación, entre los que destaca el paso del verano al otoño. En esta época, la pérdida de cabello es un fenómeno común y está relacionada con la alteración del ciclo natural de crecimiento del cabello.

Durante el verano, el cuerpo tiende a retener más cabello en la fase de crecimiento, llamada fase anágena. Sin embargo, a medida que se acerca el otoño, este cabello que estaba en fase de crecimiento puede desincronizarse y entrar en la fase de reposo, conocida como fase telógena. En esta, el cabello se desprende más fácilmente. Esto puede resultar en una mayor cantidad de cabello en fase telógena de lo habitual, que en cualquier momento se caerá.

Es importante destacar que la pérdida de cabello estacional es temporal y suele regularse a los dos o tres meses, sin embargo, lo cierto es que sus efectos se evidencian con mayor facilidad en el cabello fino.

El cambio de estación también puede desencadenar fluctuaciones hormonales, afectando al crecimiento del cabello. Además, la exposición solar excesiva durante el verano puede hacer que el cabello se debilite, y cuando comienza la caída estacional, este cabello debilitado sea más propenso a caerse. El cabello fino es más frágil, por lo que las probabilidades de caída en este caso aumentan.

En cualquier caso, si la caída del cabello es persistente, es recomendable acudir a un profesional en medicina capilar para descartar posibles problemas subyacentes.

 

La pérdida de cabello posparto

Este factor es exclusivo de aquellas mujeres sometidas a las fluctuaciones hormonales del embarazo. En este caso, hormonas como el estrógeno o la progesterona afectan directamente al crecimiento del cabello de las mujeres embarazadas. Al contrario de lo que puedes estar pensando, provocan que la fase anágena se alargue, haciendo que la tasa de caída se reduzca.

Entonces, ¿cuál es el problema? La realidad es que, tras dar a luz, estos niveles hormonales se reequilibran, haciendo que el cabello en crecimiento entre, de repente, en reposo. El cabello se cae y pueden pasar varios meses hasta recuperar el estado del cabello antes del embarazo. Se trata de una pérdida por contraste, pasando de una gran abundancia a una gran pérdida de cabello para terminar en un estado de normalidad. Con el cabello fino y la pérdida de cabello posparto ocurre algo similar a la caída estacional: que esta falta de densidad destaca, sobre todo, por las características naturales del cabello, más delgado y frágil.

Como indicamos en este artículo de nuestro blog Myself, hormonas y salud del cabello van de la mano:

Nutre tu pelo desde el interior con mesoterapia capilar

Aunque un peinado estratégico puede ser útil para dar la ilusión de mayor densidad, no soluciona el problema de raíz. Cuando buscas soluciones a largo plazo, no hay nada como la orientación de un profesional. Consulta con el equipo de Clínica Keller para obtener asesoramiento personalizado sobre cómo mejorar tu cabello fino y su salud.

Recuerda, la clave está en cuidar tu cabello de manera integral y buscar soluciones adaptadas a tus necesidades específicas. Por este motivo, no podemos pasar por alto la efectividad de la mesoterapia capilar. Este tratamiento consiste en la aplicación de microinyecciones con nutrientes directamente en el cuero cabelludo, estimulando el crecimiento capilar y mejorando la calidad del cabello.

En Clínica Keller, ofrecemos esta técnica como una solución perfecta para mejorar el brillo y salud de cualquier cabello, fino o grueso. Cada sesión de aplicación solo dura 20 minutos. Es rápida, efectiva e indolora y en apenas cuatro meses comenzarás a ver el cambio, aunque los resultados finales se producen a los 12-18 meses. ¡Estamos aquí para ayudarte a lograr el cabello que deseas!

La mesoterapia capilar es un tratamiento ideal para los primeros estadios de la alopecia y ante los efectos de la caída estacional o tras el parto. Además, es totalmente compatible para realizar tanto antes como después de un injerto capilar y así potenciar al máximo la salud de tu cabello.

Evita productos agresivos o calor excesivo

Algo a tener en cuenta es que con la mesoterapia capilar no transformamos el grosor del pelo. El cabello fino es algo con lo que se nace y no podemos cambiarlo. En su lugar, estimulamos el crecimiento de pelo en ciertas áreas del cuero cabelludo para ayudar a densificar la melena y darle un aspecto más tupido.

El cabello fino, por su estructura, es más frágil. Por eso, es necesario cuidarlo con esmero, durante y después de las sesiones de mesoterapia en Clínica Keller. Se trata de un mantenimiento muy sencillo y que podrás integrar en tu rutina sin problemas.

Por un lado, evita productos agresivos que puedan dañar el pelo con facilidad: decolorantes, tintes no profesionales… Por otro lado, también es conveniente que no te seques el cabello a altas temperaturas. Dejar que tu cabello se seque naturalmente minimiza el riesgo de deshidratación y rotura, manteniendo la integridad de la cutícula capilar. Si necesitas usar un secador, utiliza configuraciones de calor bajo o medio y mantén el secador a una distancia segura para evitar daños. No te olvides de aplicar productos termo-protectores antes de utilizar cualquier herramienta de calor en tu cabello fino.

volumen pelo fino

Mejorar la salud de tu pelo fino es posible. Conociendo tu cabello y optando por el tratamiento de mesoterapia capilar, puedes lograr una melena más densa y saludable. ¡No esperes más para lucir el cabello que siempre has deseado gracias a Clínica Keller!

Artículo validado por

Dr. Luciano Montini

Director de medicina capilar

Categorías

Últimas entradas

Compartir