Aclaramos mitos sobre el tratamiento de microinjerto capilar

microinjerto capilar

En Keller Hair Center sabemos que en torno a las intervenciones capilares hay multitud de mitos e incluso algún que otro prejuicio. Aunque cada vez nuestra sociedad es más consciente y respetuosa, todavía es necesario hacer un trabajo de difusión y pedagogía para que este tipo de intervenciones se consideren como lo que verdaderamente son: herramientas a nuestro alcance para sentirnos mejor con nuestra imagen, que nos ayudan a reforzar nuestra autoconfianza. Si podemos vivir más satisfechos con quienes somos, ¿por qué no lanzarnos a conseguirlo sin miedos, complejos o culpas?

Si estás valorando un tratamiento de microinjerto capilar es probable que alguna vez te hayas planteado las preguntas que te mostramos a continuación. Tranquilidad: ¡la mayoría de ellos son solo tópicos que no tienen nada de cierto!

El microinjerto capilar se ve falso

La tecnología ha evolucionado enormemente y en la actualidad los microinjertos capilares son completamente imperceptibles. Hace años era muy popular la técnica de la tira o FUSS, un tratamiento muy invasivo que provocaba suturas y señales visibles del trasplante. En la actualidad, con la técnica FUE con Zafiro logramos un resultado muy natural y armónico con tus facciones. Esta es una técnica que se diseña a medida, ya que extraemos manualmente el pelo de cada unidad folicular, y con la que podemos seleccionar el cabello idóneo para cada área. Uno a uno. Un trabajo minucioso y atento con el que conseguimos que el resultado sea exactamente el que tienes en mente.  

Ponerse cabello muestra las debilidades

Esto es algo completamente falso. En Keller Hair Center consideramos que un tratamiento de microinjerto capilar es sinónimo de fuerza, decisión, autonomía, seguridad y determinación. Si puedes dar el paso para conseguir tu mejor imagen, ¿qué debería frenarte? La única opinión que debe guiar todas nuestras acciones son las propias. Y si has escuchado algo que te dice que ahora es el momento, ¡ve a por ello con ganas! Que hayas decidido que puedes conseguir tu mejor imagen es el primer paso para convencerte de que el tratamiento de microinjerto capilar es para ti.

El tratamiento de microinjerto capilar duele

Nuestros pacientes nos transmiten habitualmente que esta no es una intervención dolorosa ya que el tratamiento se realiza bajo anestesia local. De esta forma se bloquean las terminaciones nerviosas del cuero cabelludo y conseguimos que el proceso sea prácticamente indoloro. Podríamos decir que el microinjerto capilar es una cirugía larga, ya que necesitaremos entre 6 y 8 horas para finalizar. Sin embargo, ¡estarás en las mejores manos! ¿Quién mejor que el equipo médico de Keller Hair Center para acompañarte?   

El cabello injertado se cae

No. El cabello injertado ya no va a caer y no necesita ningún mantenimiento posterior. El cabello que sí puede seguir cayendo es el que ya se tenía originalmente antes del implante, es por ello que es tan importante su cuidado con los tratamientos de mesoterapia y otras recomendaciones que te facilitarán nuestros doctores.

Un injerto de pelo es solo para hombres

Es cierto que la alopecia androgenética afecta en un mayor porcentaje a los hombres que a las mujeres. Por poner un ejemplo, un 50% de los hombres la sufrirán a partir de los 40 años, frente al aproximadamente 20% de las mujeres que padecerá algún tipo de alopecia. Sin embargo, eso no quiere decir que los tratamientos estén únicamente dirigidos a ellos. En Keller Hair Center damos respuesta a cualquier paciente, sea cual sea su sexo, género o identidad. ¡Las puertas de nuestra clínica están siempre abiertas para que consigas tu mejor imagen con un tratamiento de microinjerto capilar! 🤍